Un exfoliante casero para tus labios

El azúcar es uno de los mejores ingredientes para exfoliar tus labios. Te ayudará a eliminar la piel seca y deleitar con su dulce sabor. Simplemente tienes que mezclar una cucharadita de azúcar blanca o morena granulada y una cucharadita de aceite de oliva. Esto formará una especie de pasta hasta conseguir una textura como si fuera arena gruesa. Aplica en ambos labios, frotando y haciendo masajes en círculos, siempre suavemente para no irritar. Enjuaga con agua tibia.


Conóce más consejos: